Seleccionar página

¿Alguien en esta sala que no haya luchado alguna vez con las manchas?
¡Sea cual sea tu respuesta este post te interesa!

Si en la actualidad no son un problema para tí, estás de enhorabuena ya que verás la importancia de
la profilaxis. Si ya están contigo ¡respira!, te traigo información para que puedas tratarlas y que
mejoren su aspecto.

La cuestión es ¿qué son?¿por qué me salen?
A las manchas también se las conoce como hiperpigmentaciones y suelen estar ocasionadas por un
aumento en la producción de melanina. Para que se te haga más amena esta lectura te contaré una
historia sobre tu piel.
Imagina unos soldaditos (melanocitos) que viven en la capa basal de tu epidermis y fabrican un
pigmento que da color a tu piel para protegerte (melanina).
Estos soldaditos caminan tranquilos por tu capa basal epidérmica hasta que un día son asaltados por
la entrada incontrolada de enemigos (rayos UV, cosmética inadecuada, lesiones,
traumatismos,cambios hormonales, medicamentos…). Pueden pasar dos cosas, que los soldaditos
fabriquen más pigmento para bloquear la entrada del enemigo o que llamen a más soldados para que
les ayuden en su causa. Sea cual sea su estrategia tu piel se verá más bronceada.

Y dirás ¿cúal es el problema?
El problema es que esas batallas constantes acaban provocando desorganización en el trabajo de los
soldados, llevándolos a crear un exceso de pigmento en zonas determinadas (manchas). Creando
diferencias entre ellas dependiendo del enemigo atacado (mancha solar, melasma, pecas, léntigos…)
Y ¡voilà! aquí tienes parte de la historia de tus manchas, ya que es un mecanismo bastante complejo
que realiza tu piel para protegerte del exterior y para avisarte de fenómenos que acontecen en tu
interior.
La siguiente cuestión sería ¿cómo puedo prevenirlas?
– Llevando una rutina de cuidado adaptada diaria.
– Aplicando protector solar todo el año. ¡Recuerda la luz azul! Hay evidencia científica de que
puede hiperpigmentar. No olvides aplicar la cantidad adecuada repitiendo cada X horas
dependiendo del producto.
– Utiliza gafas de sol con buenos filtros. Pueden aparecer manchas en la zona de la ojera dándote un
aspecto cansado.
– Si estás pasando cualquier tipo de proceso cutáneo inflamatorio, evita el sol y refuerza la
protección solar. Son comunes las manchas post inflamatorias.
– Los masajes o algunas técnicas específicas pueden ayudarte a prevenir los de origen vascular.
– No te olvides de exfoliar la piel. La hiperqueratosis puede provocar manchas.
– Mantén tu piel bien hidratada. La deshidratación y descamación son una de las causas de que tus
soldaditos se desordenen.

Si ya tengo manchas ¿Cómo puedo tratarlas?
– Lo más importante es saber la naturaleza y causa y determinar qué tipo de mancha es. Para ello
acude a un especialista de piel o dermatólogo.
– Dependiendo de tu problema base busca cosmética con activos:
. Antiinflamatorios, para evitar que esa inflamación se convierta en una mancha.
. Despigmentantes, para atenuar progresivamente las discromías y frenar la melanogénesis.
. Antioxidantes, para evitar la creación de manchas y mantener a raya los radicales libres.
. Circulatorios, que refuercen el sistema vascular ya que activar la circulación linfática y sanguínea
ayudará a tener una piel nutrida, oxigenada, libre de toxinas y sana.
. Hidratantes y regeneradores que refuercen tu manto hidrolipídico.
. Seboreguladores, si tienes la piel grasa con tendencia al acné es importante que pongas atención
en regular las secreciones cutáneas. El acné provoca gran cantidad de manchas debido a las
cicatrices que dejan y la inflamación durante la maduración del grano.
. Calmantes, si tu piel es sensible o reactiva y no la refuerzas es la base idónea para las manchas.

Para finalizar me gustaría recordarte que la piel es un órgano que forma parte de un precioso todo
¡TU! Por ello también puede avisarte de que tu estrés está descontrolado con la aparición de
manchas ¿Conocías esta información?
Nuestro organismo genera cortisol cuando nos encontramos en situaciones que nos estresan, se trata
de una hormona que desequilibra los niveles de la piel, entre otros, provocando la aparición de
seborrea y bacterias y dando paso a sarpullidos, acné, alergias, urticarias, varios tipos de manchas e
irritaciones.
Párate y dedícate el tiempo que mereces. Créeme,¡vale la pena!

Bruma unificadora del tono y D-Stress neurogénico. Reduce y previene las manchas a la vez que actúa limitando los efectos en la piel del estrés emocional. Concentrada en mucílagos hidratantes y en antioxidantes.

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: