Seleccionar página

Cómo mejorar el sistema inmune a través de la alimentación

por Inma Monje. Bióloga y nutricionista

En estos momentos, a todos nos preocupa qué podemos hacer para mejorar nuestro sistema inmunitario. En este artículo os daremos unas pequeñas pautas que nos ayudaran a mejorar nuestra respuesta inmune.

La alimentación juega un papel importante en el mantenimiento de la salud de nuestro organismo y también por supuesto en el buen funcionamiento de nuestro sistema inmunitario.

Hay ciertos alimentos que contienen nutrientes muy importantes para el buen funcionamiento del sistema Inmune. Se ha comprobado que cuando existe déficit de algunos de ellos nuestra capacidad de defendernos de los patógenos que nos invaden disminuye, por ello es importante, sobre todo en estos momentos, intentar que nuestra alimentación sea rica en estos nutrientes. Algunos de estos elementos que nos aseguran una buena respuesta inmunitaria son:

  • Zinc: Lo podemos encontrar en el chocolate negro (porcentaje del 70% o superior de cacao), arroz integral, huevos, carnes, semillas (machacadas o hidratadas para mejor absorción) y cacahuetes o frutos secos.
  • Vitamina C: Está presente en numerosos alimentos como las bayas, perejil, pimiento rojo, coles de Bruselas, brócoli, kiwi, papaya y naranja o cítricos de cualquier tipo… Es preferible siempre que se pueda tomar los alimentos ricos en vitamina C sin tratamiento térmico.
  • Hierro: Este elemento abunda más en carnes, mariscos, frutos secos, verduras de hoja verde, legumbres y espirulina. Siempre conviene tomarlo junto a alimentos ricos en vitamina C pues esta vitamina potencia su absorción.
  • Vitamina A: Es una vitamina liposoluble. La encontramos en lácteos enteros, mantequilla, zanahoria, brócoli, boniato, col, espinacas, melón, mango, albaricoque, carne, pescado y en general cualquier alimento de color anaranjado
  • Vitaminas del grupo B: legumbres, sardinas, huevo, salmón, frutos secos y vegetales

También se recomienda el consumo de probióticos que contienen microorganismos vivos beneficiosos para nuestro organismo. Dentro de este grupo estarían todos los alimentos fermentados tales como yogurt, Kéfir, Kombucha, chucrut, miso, tempeh… Recordar que para aprovechar sus propiedades no debemos someterlos a altas temperaturas ya que destruiríamos a la microflora beneficiosa presente en ellos.

Por otra parte hay alimentos que parecen tener una acción antimicrobiana tales como el ajo, la miel y la cebolla por lo que incluirlos en nuestra dieta nos puede ser de ayuda. Además de esta acción antimicrobiana estos mismos alimentos también poseen propiedades antinflamatorias de las vías aéreas superiores

Una ayuda adicional podría ser la suplementación con Vitamina C. en dosis aproximadas de entre 1 y 2 gramos día, y preferiblemente en varias tomas. Esta es una vitamina con gran poder antioxidante y existen estudios que demuestran que su ingesta se relaciona con una menor incidencia de enfermedades del tracto respiratorio, así como con un acortamiento de la enfermedad y una disminución de los síntomas

Esperamos que esta información sea una ayuda en estos días .

Inmaculada Monje – Bióloga y nutricionista

Bióloga y nutricionista

Licenciada En Biología por la Universidad de las Islas Baleares
Grado en nutrición Humana y dietética por la Universidad Isabel I de Castilla
Máster en Nutrición Humana por la Universidad Complutense de Madrid
COLEGIADA Nº IB00666 DEL COBIB
COLEGIADA Nº IB214 DEL CODNIB
MIEMBRO DE LA ACADEMIA ESPAÑOLA DE NUTRICION

 

Facebooktwittergoogle_pluspinterestlinkedinmail

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: